DESCUBRE LA ISLA

En kayak o piragua

"Llegar a la isla Santa Clara en kayak es una experiencia inolvidable y mucho más sencilla de lo que podría parecer a los no iniciados en el kayak de mar."
La bahía de La Concha es un lugar privilegiado para la práctica del piragüismo y en su centro encontramos la fascinante isla Santa Clara. Descubrirás su diminuta playa que desaparece en la pleamar, el bar donde preparan los mejores mejillones de la bahía y el renovado faro en su cima. Es el último reducto sin domesticar en el centro de la civilizada Donostia.
Desde Alokayak, situado en el extremo oeste de la bahía en la playa de Ondarreta, tan solo nos tomará 15 minutos llegar en kayak a la isla.
Disponemos de kayaks muy estables, autovaciables e insumergibles que te permitirán sin experiencia previa acercarte a la isla de manera divertida y segura.
Solo tienes que saber nadar, nosotros te daremos las instrucciones básicas y a disfrutar !!!
También tenéis la opción de contratar un guía que os explique las nociones básicas del piragüismo y os lleve por los lugares más emblemáticos de la bahía, Peine del Viento, isla, puerto...

Lo mejor

  • Llega en kayak a la isla Santa Clara que se encuentra en mitad de la hermosa bahía de La Concha.
  • Disfruta de una de las mejores vistas de la ciudad.
  • Recorre los caminos a lo largo de la isla y descubre el faro deshabitado.
  • Relájate, date un baño y tómate una bebida en su pequeño embarcadero.
  • mapa recorrido isla
  • foto del recorrido
  • camino de la isla

LOCALIZACION

BASE ALOKAYAK ONDARRETA

DURACIÓN

1 HORA Y MEDIA*

REQUISITO

SABER NADAR

PRECIO EN KAYAK DOBLE

12 € POR PERSONA

INCLUYE:

kayak, pala, chaleco, IVA (21%).

QUE TRAER:

  • En principio solo necesitas bañador, toalla para secarte después de la actividad y crema solar.
  • Si quieres bajar en la isla y recorrerla andando lo harás más fácil con unas chancletas.
  • En Junio y finales de Setiembre, si no hace muy buen tiempo, está bien traer un chubasquero y/o una camiseta térmica.
  • Si necesitas llevar gafas llevalas con un cordón.
*Hora y media es el tiempo que proponemos nosotros, pero puedes elegir menos tiempo, el precio será el marcado en nuestras tarifas de alquiler.

PLANO DE LA ISLA

mapa isla fauna

LAGARTIJA DE LA ISLA SANTA CLARA

¿Sabías que la isla Santa Clara es el habitat de una subespecie de lagartija que solo habita ahí y en el monte Urgull? Es la lagartija ibérica de San Sebastián o lagartija de la isla de Santa Clara (Podarcis liolepis sebastiani). Esto la convierten en el único vertebrado exclusivo del País Vasco. El aislamiento geográfico y la ausencia de otros saurios competidores ha propiciado el desarrollo de ciertas diferencias con la lagartija ibérica. La más visible es su tamaño mayor. Además tiene un número diferente de escamas gulares y dorsales, así como de poros femorales y lamelas subdigitales. En su diseño, presenta diversos rasgos poco frecuentes como puntos dispuestos de manera irregular por toda su región gular y posee ocelos irregulares en sus escamas ventrales exteriores.

UN POCO DE HISTORIA

  • Antiguamente (XV-XVI) había una ermita en lo alto de la isla. A esta ermita en el siglo XVI se llevaba a hacer cuarentena a los marineros y gente que viniera de zonas donde había peste. En otras ocasiones también sirvió de lazareto.
  • Se dice también que allí llevaban a enterrar a los herejes que morían en san Sebastián.
  • En 1719 cuando la ciudad fue sitiada y bloqueada por las tropas del duque de Berwick jugó un papel importante en la defensa de la ciudad.
  • La isla también tuvo su Robinson Crusoe. José Vicente Arruabarrena, nació en el monte Igueldo en el caserío Mendigain, destruido en la primera guerra civil y reedificado por José Ignacio para albergue de su numerosa familia. Ya desde sus primeros años José Vicente mostró un carácter taciturno é inclinaciones á la vida independiente y solitaria; esto no le valió para librarse de aquella primera guerra civil y lo llevaron á engrosar las filas carlistas. Después de muchos combates y escaramuzas tuvo la dicha de regresar á casa ileso. La vida que habia llevado, no cambió en nada su modo de ser; y después de pocos días de estancia desapareció del hogar paterno. Consiguió que el ayuntamiento le permitiese vivir en una choza que había construido en las cercanías del mar en el antiguo, donde cultivaba hortalizas, criaba aves y pájaros con su compañero y guardian Pinto. Ya por aquel entonces empezaron a llamarle Robinson los transeuntes que pasaban por allí. Posteriormente por necesidades de hacer la carrtera de Andoain a irún quisieron expulsarle pero altas influencias consiguieron que continuará en sus dominios mediante un canón de 5 pesetas al año. Hubo en San Sebastián un distinguido caballero D. Joaquín Ibar, muy aficionado a la caza que junto con otros amigos se le ocurrió la cría de conejos en la isla Santa Clara y no se les ocurrió mejor guarda que Robinson. Asi pues allí fue a montar su nueva choza, y allí vivió 2 años hasta que se comprobó que los conejos a pesar de su fecundidad no criaban en la isla. Se instaló de nuevo en el continente y al poco murió de una grave enfermedad.(fuente Siro Alcain)
  • Con la construcción del faro en 1864 se perdió la tradición mística de la isla para dedicarse a fines mas utilitarios. Posteriormente se hizo un embarcadero y los veraneantes empezaron a frecuentarla.